Entradas

Mostrando entradas de enero, 2014

Carnes frescas

Cuentito Platónico -Idealizado- para un Verdadero Amor

Debí ser música

Ríes porque soy diferente, yo río porque tú no

El inocente juego de los niños asesinos. Parte III: ¡Buh!