¡Ay, las ideas! ¡Ay, las palabras!

(Respuesta a "Perdidas en el espacio" de Ocultos y Hallados
No me alcanzan los brazos, no me alcanza el vuelo de la falda, las palabras hierven caprichosas, se desparraman, se escurren de los labios, se alimentan de la pasión del ensueño y el habla, me duelen los dedos y de las manos, las palmas, cuando intento protegerlas y en el lienzo estamparlas, porque las palabras son así, granitos de ideas vagas, se esconden cuando las llamas, te acuden cuando trabajas, se hacen consuelo si alguien te hiere y a veces ellas mismas hieren, y a veces ellas mismas matan.

Porque las hicieron así, volátiles verdades o falacias, porque se integran de polen que estimula y fecunda las tierras yermes de la mente y el alma, pero cuando te han cautivado ya, se marchan...
¡Ay, las ideas! ¡Ay, las palabras!

Esclavos somos de sus directrices, esclavos y amos de las palabras que ahora sujetas, que ahora arrojas y descalabras.

Tanto hay en ellas que necesitamos, tanto nos bendicen que aunque las suframos y exijamos, acuden ellas cuando les place para hacernos más felices, más humanos y aunque se vayan siempre..., siempre han de volver para adorarlas.
Safe Creative #1111300629767

Comentarios

Daniel Ruiz Acero ha dicho que…
Y te encontré en las palabras. Te encontré en el silencio, en el espacio oculto que estaba hallado. Una respuesta a una idea, una pregunta a una verdad secreta. En la distancia nos sorprendemos con la humanidad de seres que no conocemos en esta vida, tal vez en otra época, tal vez en otra dimensión.

Somos esclavos, pero también amos de las palabras. Somos víctimas y también la mano de la marioneta de los hilos invisibles del destino.

Me refugio en ellas, me refugio en las mías y en las tuyas...

Entradas populares