Bésame

Si me invitas a desvanecerme esta noche, me consigues, me muero.
Si esta noche hechizaras con tu canto mis oídos, ¡que remedio! Te sigo.

Si, aluvión, dejaras caer en mi ser tus interminables latidos, yo, felizmente aire, me deshago en tus suspiros.

Bésame porque no te debo nada y yo a tí nada te obligo. Bésame por probar a qué sabe la lluvia y el frío, porque esté condensada, porque alivie un poco tu hastío y cotidianeidad. Bésame porque te reto a que lo hagas y no mueras en el intento. Bésame porque en el fondo recóndito de tu corazón, desde que me viste lo has querido.

Comentarios

Daniel Novato ha dicho que…
Se me hace agua la boca...

Entradas populares