De antiguos y nuevos

Los antiguos novatos se miran así mismos como todos unos expertos, comienzan a otorgarnos sus críticas y sus burlas, nos ven a menos, casi ni siquiera voltean a vernos, se toman su tiempo para desdeñar nuestros intentos y prosiguen su camino como cada vez.

Aquellos, a los que ya nos les han quedado sueños, porque los exprimieron desde el primer momento a todo lo que pudieron, como los animales que muriendo de hambre en una oportunidad jadeantes toman el banquete completo y mueren de exceso; ellos, los que han humedecido tantas veces de lágrimas los surcos de sus mejillas de pavor, de amor, sin duda de pasión por el arte, hoy se entumecen sus manos sosteniendo un par de hojas de papel que a poco se van llenando de polvo, su máxima gloria enmarcada en dos trozos con frases de locura, que bien hubieran servido más a un obsequio de envoltura que de escalones a sus deseos.

Esos hombres y mujeres se mueren de celos, ancianos en sus pesares aunque en la piel aun se fija el "seguimos creciendo", dentro de sus miradas orgullosas se encuentra la certeza agobiante que aniquila sus anhelos: "Los joviales novatos comienzan a marcarnos el paso", y un seguro "Hay que descomponerlos cuanto antes"

Por eso nuevamente tú, antiguo intento de artista, tiemblas discretamente ante el fulgor de la mirada mía, la que aún contiene el poder de crear, de imaginar y visualizar-te incluso a ti como un simple personaje de mi ilusión o de estas mismas palabras la inspiración.

Para quien siempre ha tenido, o podría tener mi admiración (intento de artísta)
Poupée Cassée

Comentarios

Entradas populares