Twitter

Búsqueda

lunes, 22 de diciembre de 2014

Componentes de ensueño contra la realidad

(Altamente recomendado poner play al video durante la lectura)

Decía que 'Moreno' porque ahuyentaba los malos momentos con su infalible carcajada evasiva. Y solía llevar en poco tiempo la evasión de muchas situaciones difíciles, pero le advertía constantemente el tomar distancia y aceptar abnegada, las dificultades que se le presentarán porque eran éstas y no el 'algún-encanto', las que mantenían totalmente radiante al objeto de su pasión. Bastaba verles con los ojos empapados cada vez que se sentían débiles, las demás personas parecían mucho más grandes, mucho más fuertes y mucho más inteligentes, suficientemente compasivas y emocionales para dejarle engañarse a la mente. Al final, el hombre más sano y más casto es el hombre que tengo a mi lado, ¿no es verdad?

Y todas la mentiras que antes como a mariposas perseguía, eran llamadas del otro lado, de un oscuro foso de sombras inhumanas que se comparaban en todo caso, con jueguetes para las manos de un niño, pero esto era, sin evadir por un segundo, los juegos macabros de ese oscuro foso, en las manos de ese mismo niño, ahora convertido en adulto. Y ella, ya no tenía puestas las gafas de la evasión, como todos los demás.

Siendo sinceros, ella tenía las mismas mariposas nocturas grabadas con tinta y agujas en los muslos y en la cadera, por eso, aunque estuviera repleta de cosas muertas, en el exterior resplandecía por las cosas mágicas en los recuerdos de la carne fresca, que brillan en la humedad de los ojos envejecidos: el recuerdo del tacto del primer amor, la memoria perdida al olor del primer perfume que tocó el corazón, y la mirada de pupilas totalmente abiertas (como si la pupila mostrara lo que hay realmente en el interior de la persona) e innocentes.

Por eso podía un ser tan perfecto sentir la oscuridad del pasado, de lo bizarro, lo podrido y apestado.

Lo único que les queda es querer, dar, ofrecer migajas a lo nuevo para poderles quitar más y más.

Leer más...

viernes, 19 de diciembre de 2014

La vida llama...

(Altamente recomendado escuchar el video durante la lectura)

Las letras que no podían ser escritas. Los puntos que sostenían la serie de secretos y mentiras entre líneas casi por caer y desbarrancarse en el abismo blanquecino de una hoja desierta.

Las cosas que callo, las lágrimas que flotan en suspiros, la esperanza, la fe que abrigo, las cosas que oculto, los murmullos que no te escucho, que adivino, la distancia infranqueable, la tristeza, la soledad, las cosas que nunca nos prometimos.

Juramos que jugaríamos juntos, nada más... y así se conquistan mundos y así se pasa la vida de los mendigos, robando momentos al tiempo. Riendo. Llorando. Sufriendo. Soñándonos desde lejos.

Pero la vida llama y promete despertar nuevos sueños con brío. Yo me quedo lejos, en tu equipo, aunque esté lejos y tenga frío. Tú sigue el flujo de la vida que llama, porque aún nos debemos más respeto y cariño que celos sin fundamentos. Y aún te quiero sereno, aún te quiero sonriente, aunque te vayas más lejos, aunque me cueste dejarte, en mi mente sigues del lado mío.

Ve. La vida llama.

Leer más...