Twitter

Búsqueda

miércoles, 1 de octubre de 2014

Ausente

"Silent lady, do not speak, this soundless words are in your eyes, love is dead like a weak
and white lost whisper in these days, far away are now your tears
and all your awaited fears, sleep away with no regrets, love is forever gone"
 Silent Lady - Ashram

Cuando a Lucía le preguntó su más reciente maestro por qué dormía la vida en lugar de vivirla, ella volteó a mirarlo a los ojos, seria, sencilla, sin menoscabos y vacía.

Él la miró sólo un momento, verla tan estática y frágil lo hizo evadir la luz de sus pupilas difractada.

Hay veces que las personas dicen con la mirada todo lo que no alcanzan a pronunciar en palabras pero, Lucía no era agraciada con ese don, al contrario, ella hablaba, ella hacía, ella explicaba todo lo que podía decir y luego serena, lejana, enmudecía solitaria.

-Existen maneras de ser menos negativa –le dijo el maestro en tono sarcástico procurando generar una sonrisa con aquella pizca de ironía.

Ella se quedó callada, nuevamente retraída, nuevamente sin un una mueca que asomara a intentar una conversación.

Callar, ocultar, evadir la mirada, como todos los excesos, como doblarse a carcajadas, como decir que se quiere con locura, como la efusividad con que te recibe una persona esperanzada, invade la mente insana, aturde, satura los sentidos y genera costras en el alma para sobrevivir a un desconcertante momento pasajero, como los muchos que nos mienten con extrema felicidad o los que con desconsuelo nos engañan.

Lo oscuro adormece los sentidos, la mente ausente mengua en el corazón las llagas.

Herido por la pasividad de lo oscuro, Roberto, el maestro, no lo volvió a preguntar.

No hay comentarios: