Twitter

Búsqueda

viernes, 30 de agosto de 2013

Tengo ganas...


Tengo ganas de dormirme hoy muy lejos, en una luna extraña, descolorida, solitaria.

Tengo ganas de dejar cerrada el alba y no ver venir la madrugada, sofocar en un dolor siniestro todo el aliento. Sin suspiros, sin menoscabos, sin remordimientos.

Tengo ganas de alejar mi gente amada, ser una en la tierra inmensa para apreciarlos a todos enteros, para verlos imaginarios a todos, perfectos en mi anhelo pero siempre completos, nunca en porciones rebanadas.

Tengo ganas de escurrir las letras que resbalan gota a gota como hielos por mi espalda, frías, sin un pesar, sin un diambular de marionetas falacias y macabras.

Tengo ganas de mirar tus ojos en mi espejo, de ver que eres yo en la dimensión alterna que configura a tu cuerpo, que sonrías con sorna cuando sonrío yo.

Tengo ganas de silenciarte un momento, admirarte sin mentiras, escucharte sin palabras.

Tengo ganas de recomponer mi espalda y el peso del tiempo perdido que tira de ella hacia atrás porque tiene miedo de caer al suelo.

Tengo tantas ganas de abrazarte y beberme tus pesares y guardarlos todos aunque me desgarren por dentro, sólo para verte sonreír sin que al rictus lo invadan intermitentes nubarrones negros.

Tengo ganas de saber que no se ha ido tu mirada, que tus gestos siguen marcando el compás que escucha mi alma. Tengo ganas, tengo tantas tantas tanas ganas de un descanso del mundo entero para poderte hacer feliz a ti.

No hay comentarios: