Twitter

Búsqueda

miércoles, 7 de marzo de 2012

Frenesí

Tirita titiritero… la canción que escribí para ti, es la más sincera que he hecho.

Doliente e impasible, el olor a violencia, como la sangre quemada, embarga nuestras amarras. Te empujo, me empujas y caemos crispadas. Nos duele profundo y juntas, dolemos también.

Porque los trozos de tu cuerpo maltrecho, aprendí a masticarlos lento, a romper tus muecas en granates, a mentirte lo mucho que te quiero.

La sangre que llevamos, tirita titiritero, enmarca nuestros ojos, resbala por los dedos y cruza nuestro pecho con cruces viscerales de amor y desconsuelo.

Yo te sujeto y tú me golpeas, bailamos con el ritmo que marca el frenesí, rodamos, nos desbarrancamos, cambiamos de posturas para tirar mejor.

No paramos; aquí, nunca hay freno, hasta que la carencia de fuerza nos agobia, heridas, empapadas, cansadas y saciadas, solo por hoy, el circo terminó.

Tú te incorporas, con lágrimas te levantas. Yo me arrincono, entre mis brazos me sostengo. Me abrazo y más que hacerlo por mimos, lo hago por rencor. ¿Qué nos debíamos, muñeca desalmada? ¿qué hicimos mal para llegar aquí?

No tengo intención de renovar tus esperanza desahuciada por encontrar en mí una pareja mejor. Somos salvajes creaturas de llagas abiertas que abusan al lastimarse como medio de comunicación.

Al ironizarte juego y con ello me regodeo, al reconocerte repleta de mis angustiosos desvelos, no me queda más que burlarme de ti como bálsamo sedativo.

¡Cómo duele esa tirita! ¡Cómo urde siniestro el titiritero! Solíamos entregarnos tanto que hoy a la orilla del llanto, reclamaos el tiempo que jamás a solas pasamos, nuestros momentos de dejarnos vivir.

Tirita, titiritero, la canción más enferma que te he hecho, la escribí a punta de frenesí.

Safe Creative #1203081268959

No hay comentarios: