Twitter

Búsqueda

martes, 24 de mayo de 2011

En mis mejores pesadillas

Anoche tuve tantas horas la luz de mi habitación encendida, que se desdoblaba en visibles convulsiones frente a mis ojos cansados, y veía, entre un az de luz y otro, un sin número de personajes sombríos frente a mi cama observándome...


Me percaté de que estaba teniendo un sueño lúcido y dilapidé con euforia mis enérgicas ilusiones de contactar con otras dimensiones.


Después descubrí mensajes ocultos en el aire, los sonidos adquirieron colores apenas perceptibles, ni siquiera eran morados y verdes, eran un traslúcido ágata y un azul ocre, en unas extensiones más lejanas, eran un hilo guinda que formaba letras cayendo en mi cabeza a golpes. Los autores llegaban reprimiéndome sus corrientes o sus nombres: que si el existencialismo, que el surrealismo, que el simbolismo, que si Marx, que si Lutero, que si Poe, que si Cohelo...


Sus personajes bailaban unos con otros mientras yo ebria, no podía articular palabras.


Atileno y Lenora, Fausto, Marianella; Ernesto y Aura. Con cuencas vacías y en las manos: garras, con expresiones violentas de asesinos con ansias. Y en medio de todos los monstruos de vestidos largos, de actitudes macabras, mis ojos bailando con ellos, las pupilas feroces en busca del alba: - ¡Que amanezca ya, Dios mío! ¡Que llegue pronto la mañana!


Anoche, mientras la luz de la bombilla parpadeaba, volví a sentir miedo de las lecturas que antes devoraba...

1 comentario:

Eva BSanz dijo...

Bonjour... Je voulais séduire.
Soy la muerte quien seduce.
Con el beso de la araña.
Soy la muerte quien te atrapa.
Con las garras del infierno.
Soy la muerte quien provocas.
En silencio proclamado.
Soy la muerte quien te arranca.
El aliento de tu Alma. Bonjour... Je voulais séduire.
Soy la muerte quien vigilia.
Con el beso prometido.
Soy la muerte sigilosa.
Con el mal en mis colmillos.
Soy la muerte que tu buscas.
Con las llamas perfumadas.
Soy la muerte quien desgarra.
El abismo de tu Alma.
Bonjour... Je voulais séduire.