Twitter

Búsqueda

domingo, 13 de febrero de 2011

La Náusea de Adriana II: Violencia Sarcástica Familiar

(La Náusea de Adriana II)

"...un hombre más que se muere,
un alma más que descansa,
ni se va a acabar el Sol,
ni las estrellas se acaban
y en el lecho de los ríos
seguirá corriendo el agua."
Roberto López Moreno


-¡Tu tía se quiere suicidar!

-¿Y?

-¿Cómo que "Y"? ¿No puedes entender? A veces uno no es dueño de lo que piensa.

-Quienes nacen con defectos físicos deciden luchar porque su mente, su esfuerzo, los mantiene en pie. Pero quienes nacen mal de la cabeza... ¿qué se le va a hacer? Si hay alguien que se quiere suicidar... no creo que el mundo se vaya a acabar.

-¡No seas grosera! ¡Es tu sangre! ¡Es tu tía!

-Si se quiere matar que se mate, si con ella se quiere llevar a sus maleducados críos, ¿cómo le dejo de estorbar?

-Las personas a veces necesitan nuestro apoyo... ¡Adriana! ¿Por qué no me entiendes, hija? ¡Ándale! Tú hablas muy bonito, habla con tu tía Marina.

Adriana habló con su tía y la hizo entrar en razón, pero no dejaba de odiar a su madre y los demás que iban regando el chisme.

-Seamos congruentes y concretos. Si se quiere suicidar mi tía, habla con ella, no divulgues su secreto, ni se va a suicidar, ni tú te conviertes en su heroína. Basta de estar molestando con eso y deja en paz a quienes se sienten más capaces y asertivos en sus proyectos.

Adriana se cayó de la azotea "accidentalmente" cinco días después. Marina vivió 86 años y murió rodeada de sus maleducados críos sosteniéndole la mano...

1 comentario:

Romina dijo...

Es verdad. En ocasiones la violencia se enmascara de debilidad y mata sin consideración al único destello de conciencia, que por ser el último, parece enfermedad, en un mundo de síntomas siniestros que amarran, ahogan y aniquilan a la libertad...