Twitter

Búsqueda

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Indagación de un Sueño

Empieza con un punto que inicia una trayectoria, es el corte del grafito sobre el papel, en el que dibujé tu silueta; en cuanto lo abro y tengo la figura, siento el olor a humo de cigarro característico.

Tiene el contorno de tu rostro, el brillo de tus ojos, la luz de tu sonrisa, la magia de tu piel.

Mientras esté en "alfa" lo contengo, en cuanto se hace "gamma" rompo a llorar. Solitaria, la conciencia, abandonada hasta de mi presencia se entrega completa al llanto. Me despierto con el almohadón mojado. Frente al espejo: ¡Como se nota que he llorado! Ni un minuto durante el sueño pude descansar, los ojos me arden y están inflamados.

Afuera se oye la lluvia contra el cristal, pero las notas del piano que acompañaban a mi sueño lúcido, no las puedo detener... me siguen tras el desconsuelo momentáneo de saberme de nuevo sola en mi habitación.

Continuaba soñando, pensando que me había despertado a la incontenible realidad. Me encontraba en uno de esos sueños de proyección raros, en los que las variables no las presento yo, me conformo con ser una de tus elecciones, pintando en la lejanía como intento surrealista, las bases de nuestra etérea relación.

¡Déjame decir tu nombre! dibujado, no alcanzo a leerlo bien y arden las hojas enteras en mis manos, se queman. Aunque sé que estoy soñando, no lo puedo controlar.

Este sueño que tanto duele parece pesadilla. Siempre me ha tocado buscar y correr tras quien a mis sueños les quita el sueño y no poderla alcanzar.

Plenamente en "beta", conmigo mísma me reconcilio por dejarte ir mientras te sueño.

¿Qué importa si hoy te lo digo? ¿Qué importa si hoy si te encuentro y te explico que esta mañana te volví a soñar?

Lo pronuncio despacio y sin trabas, al hilo. Abriendo lo soñado, te lo platico y paulatina pero lastimeramente me doy cuenta que, ante una insensible y fría pantalla impersonal, en vez del sueño he diseccionado mi corazón.

Es el tributo que me exige cada día el haberte dejado escapar.

No tengo ganas de despertarme y ser la chica con la sonrisa que todos acostumbran a ver, hoy no, no quiero hablarle al tiempo pidiendo un poco de compasión.

Hoy solo quiero ser y olvidarme de lo que no soy.

Hoy quiero descansar. Solo un poco de paz.

No hay comentarios: