Twitter

Búsqueda

martes, 14 de diciembre de 2010

El mejor acompañante

"El regalo de un libro, además de un obsequio,
es un delicado elogio"
Anónimo.

He amado cada libro que he leído, me han dejado siempre buenos recuerdos, es como llegar a un lugar desconocido que al final del día se convierte en tu hogar.

No tendría permiso para hablar de ellos, pero te remontas, cada vez que vuelves a ver un título, a los pasajes más importantes y el ambiente que en tu cabeza recreaste y, ni para qué decirlo, te vuelves a enamorar.

Los libros han sido los amantes y los autores sus padres, ninugno de los dos son posesivos celosos, te comparten entre tantos temas y textos para incrementar tu intelecto.

-¡Te quiero!- me decía, de Agatha Christie, "Diez Negritos" suplicante.

-¡Léeme a mí primero!- dijo, de Bram Stoker, "Dracula" finalmente.

Y "Diez Negritos" bajó los brazos un par de meses para darle paso a "Drácula", "El enigma de las sombras", "El Retrato de Dorian Gray" y "El Fantasma de Canterville". El primero me esperó paciente, hasta el día en que con gusto, abrí sus páginas y me hizo volar por otros lares.

Tengo en un pila los libros que a la espera permanecen, y aún así, cada vez que puedo comprar uno, me mira con sus páginas repletas, a veces con tíutulos de oro y a veces con escritura discreta, pero me piden -¡Llévame contigo, quiero convertirme en otro integrante familiar!

Me cantan sus proesas:

-¡Yo te traigo el misterio de lo desconocido!

-¡Yo en un paseo por Inglaterra te voy a llevar!

-¡Yo te traigo juntos a un héroe, un villano y un mendigo!

-¡Yo presento toda una teoría para reflexionar!

Me llaman, así me llaman desde los estantes.

Sin hacer menos a nadie, son los mejores acompañantes, siempre están para tí, siempre te dejan algo de ellos, sirven de apoyo si las miradas de otros quieres evadir, son inteligentes y amorosos para sacarte de una depresión, son el mejor amigo que tu mejor amigo te puede regalar.

No hay comentarios: