Twitter

Búsqueda

sábado, 25 de diciembre de 2010

David y Goliat

Mi mamá me cortó el teléfono...
como si no hubiera mensajes de texto.
Mi mamá me quitó el celular...
como si no tuviera el internet a disposición.
Mi mamá desconectó la red...
como si no pudiera ponerme los audífonos del reproductor.
Mi mamá me arrebató el I-pod...
¡que buen momento para leer!
Mi mamá me rompió mi libro (malvada)...
tengo a la mano mi libreta favorita
Mi mamá: me quitó la libreta, me tiró las tintas, apagó la luz, me encerró solita, y yo la vi de mi habitación salir, no sin antes sonreirle un poco, con un brillo juguetón en los ojos, le queda claro que habría que partirme el coco para evitar que me ponga a imaginar, y en la quietud de la noche, como el incomprendido, creativo, cautivo pero incontenible Sade, saberme rebelde libre al viento... ya me siento mejor.

(Se marcha triste ante la derrota, hasta un cuento me inspiró a escribir)

No hay comentarios: