Twitter

Búsqueda

viernes, 19 de noviembre de 2010

Idealizar


El viejo me preguntó -¿A qué le temes, mujer?

Nunca me había puesto a pensar profundamente en ello, pero...

-¿Tienes miedo a enfrentar el problema y sobrepasarlo totalmente segura?

-Creo que si -respondí.

Me habían enseñado tanto a respetar a las personas con más experiencia que llegué al punto de temer superarlos, con terror observaba que aquellas penalidades que atravezaron mis antepasados para mí habían sido problemas rutinarios, las personas que yo admiraba quedaban repentinamente reducidos a mi nivel.

Desde entonces aprendí a no idealizar a nadie y a valorarlos más por lo que son y por cuánto los quiero que por lo que tienen o lo que hacen.

No hay comentarios: