Twitter

Búsqueda

viernes, 10 de septiembre de 2010

Al autor...

Robarme un pueblo, un pedazo de tierra, robarme el mar y a una frágil doncella, robármelos a todos juntos en un trozo de papel que se extiende como la onda celeste que alumbra nuestros pensamientos al leer sus textos, robármelos del alma al infinito en el que descansan del autor los restos que con inmenso amor dejó en aprendices su labor para contemplar la grandeza de su descubrimiento y descripción que nos hace sentir cuando imaginario al oído nos habla de su pueblo, de su tierra, de su mar y su doncella.
¡Robármelos señor! cuando te voy a leer.

No hay comentarios: