Twitter

Búsqueda

martes, 20 de julio de 2010

Yo soy la diosa de cobre en la burbuja de plata

Así se formaba la esfera de plata de tu diosa de cobre –por su piel tostada –delimitada, silenciosa y apartada.
Que yo te llore no significa nada, por supuesto, que me veas desde el umbral de la vida, reciente, fragante no implica que debas rescatarme de las fauces de mi situación… pero te amo.
¿Quién podría decirlo más cierto que quien ha vivido y ha diferenciado entre lo verdadero y la falso?
Palabritas bonitas y miradas enamoradas no me va, y los redondeados rizos no curvan los ensueños de los posibles jóvenes amantes, pero soy de las que no hace falta jurar para proteger lo que quiero y, lo siento pero, te quiero querer a ti.
Dime, ¿cómo puedo arrancarte esa plateada burbuja en donde la decidiste colocar? Llórale y recuérdale pero déjala ir o vuelve a márcale, búscala y llega hasta el fin pero deja de jugar con mi corazón, decide qué es lo que puedes querer tú también, haznos entender cuál será la posición frente a ti a cada quién.
Tal vez sea yo ahora, pero tu diosa de cobre también es flor y también llegará el día en que se deba marchitar.

1 comentario:

Kuro Tsuki dijo...

Triste, realista, poetico y bello.
¿Hay algo mas en esta vida?