Twitter

Búsqueda

jueves, 27 de mayo de 2010

Muñecas de la ESCA

Un sueño que empezó cuando tenía 15 años y no, lo siento, no era la fiesta de la típica quinceañera, era la posibilidad de aspirar a un buen futuro.
Lo empezamos muchos al mismo tiempo y nos emocionamos.

En distintas escuelas se fraguaba un su encuentro sin precedentes, un grupo de chicas que empezaban a dilucidar sus aspiraciones y colocar nuevamente un ladrillo más a la estructura más grande y magnífica que alguna vez pudieran imaginar, su propia vida.

Se llevaron un puñado de emociones, amores rotos, sonrisas de amistades, abrazos entrañables, un sin número de recomendaciones y levantando la mirada dijeron: "Aquí estamos hoy Politécnico, venimos para crecer en tus centros"

Con lágrimas en los ojos se alejaban de sus cimientos para trabajar en las alturas de su nueva realidad, dispuestas a luchar por sus ideales, tres años divididos en semestres, inigualables recuerdos y nuevamente, con la mencionada presentación del "Tren de la Vida", en 2006 dijeron nuevamente adiós. Pero este último estaba puliendo ya las piedras, obsequiándonos onix, perlas, jades, variantes de riquezas inimaginables, corazones repletos de emoción.

Nuevamente, cuatro años más han pasado, miran hacia atrás y reconocen ese admirable encuentro, una célula constituida de un núcleo cambiante, si una de ellas se fuera, tal forma viviente perdería el más importante elemento, colmado de "te quieros".

Se van a viajar de nuevo a otro vagón esas muñecas rotas, las que conocí en distintos momentos, con un nudo en la garganta nos decímos adiós, pero las espero cada vez que se logre el reecuento de estas almas locas que se conocieron en la ESCA del Casco de Santo Tomás.

2 comentarios:

Taiwan Hanato dijo...

nunca me haras viajar a la realidad -w-
no me gusta...
¬¬
weno besos
grx
y cambia la foto en una en la k no salga
=D
byee

Muñeca Rota dijo...

Bueno, honestamente no esperaba un comentario más lindo de ti. Gracias, te voy a extrañar.