Twitter

Búsqueda

lunes, 20 de julio de 2009

El inocente juego de los niños asesinos. Parte I

O bien el uso de la dulce imagen de un niño en escenas agresivas.

¿Qué es realmente lo atemorizante en ver a un niño hablarte dulcemente pero con un toque de malicia en su voz mientras balancea juguetón un cuchillo de cocina?


Actualmente uno de los "juegos" que se utilizan mucho para causar miedo es precisamente el de los peligrosos pequeños, y es que ¿quién no sintió humedecerse las yemas de los dedos o su corazón latir muy fuerte impulsado por la adrenalina al escuchar la historia del "Llentitos"?

Como muchas personas discuten también, la imagen de los niños en variadas películas muy comerciales suele ser contaminada por ideas de mentes enfermas, primero están aquellos que odian por ejemplo todos los animes de este planeta por el hecho de que muestran a jovencitos(as) en papeles muy sexuales que no corresponden a su edad, pero en este caso se trata de aquellos que utilizan a los pequeños para causar miedo, como aquellas películas de las que seguramente conocerán algunas: El aro, Grudge, El exorcista, Los niños del maíz, Hallowen, El que no debe nacer (It's alive), La profecía del no nacido, El orfanato, El convento, El convento, Silent Hill, El hijo del mal, etc.

Se dice que, respecto al miedo que en todos se infunde al ver este tipo de películas o escuchar historias de terror como las del "Llentitos (Dientitos)", esto difícilmente llegaría a darse debido a que al menos, por el aspecto demoniaco, Dios no permitiría que una personita que no tiene aún suficiente criterio ni responsabilidad, pudiera ser utilizada por un espíritu maligno, sin embargo, parece ser que a muchos atemoriza también la pregunta que entre algunos intentos de y filósofos se comenta, ¿Es posible que un niño nazca siendo malo?, a lo que generalmente se contesta con una risita que más parece de temor que de incredulidad, "Nooo, claro que no", y aquellos que llegan al "Eso sería como decir que los homosexuales nacen siendo así y eso no es posible" pero, exacto, en la actualidad los estudios responden a esto afirmativamente, genéticamente, los gays presentan más similitudes con el sexo opuesto que con los de su mismo sexo, así que, replanteando ¿es posible que la maldad se encuentre sembrada en un niño desde su nacimiento?

Al parecer este es un tema que causa bastante escalofrío en la mayoría de las personas porque se entiende que un niño es el ser "más puro" del planeta, que no tienen ningún prejuicio ni malos pensamientos, bla bla bla, pero entonces, ¿por qué causa tanto revuelo entre las personas el imaginarse a un pequeño siendo un instrumento de maldad?, es decir, las personas mayores dejan de tenerle miedo a lo que hay debajo de la cama porque saben que es muy improbable que un monstruo se esconda debajo de ella, o no temen al vampiro porque saben que no existe tal cual, o aquellos que no creen en extraterrestres y confían en que ninguno de estos personajes ficticios podría hacerles daño pero, entonces ¿Por qué un lactante realmente puede causar tanto daño a una persona con prematuros dientes si eso es algo que difícilmente sucedería?


Como sea, el punto es que a final de cuentas aquellos que han decido tomar este camino para causar miedo a otros, han utilizado una fórmula bastante probada y me atrevería a decir que garantizada, por tanto, el inocente juego de los niños asesinos es una idea que muy probablemente vende y seguirá vendiendo, pero tú, ¿qué opinas de este tema?

3 comentarios:

Kuro Tsuki dijo...

Mas que representar pureza o inocencia, representan el estado mas natural del ser humano, es decir, todos sus instintos sin la represion (o con poca) de lo que se debe y no se debe hacer, sin los limites bien definidos del bien y del mal (si es que realmente existen), sin temor, sin miedo, pues incluso estos son infundidos en el ser humano por sus semejantes. Es como ya lo habia comentado, la crueldad inata del ser humano se refleja en el niño que le arranca las patas y las alas a un insecto o que quema hormigas con una lupa, que poco le importa matar a una o a toda la colmena de abejas. Ese es realmente el instinto del ser humano, destruir, provocar dolor, sufrimiento y muerte simplemente porque se tiene la capacidad de hacerlo. Y el porque conforme se crece se deja de hacer o comienza a verse como algo malo es porque esos instintos se suavizan y se diluyen en la moralidad y en los buenos sentimientos. Ahora bien, como ya se comento anteriormente, muchos de estos instintos naturales vienen tambien en el codigo genetico y se ven influenciados tambien por el ambiente de desarrollo.
Sea como sea, los niños pequeños, ocultos entre las sombras, con un antinatural resplandor en los ojos y una sonrisa traviesa, con una mano oculta de la curiosa mirada de su interlocutor, cosas como esas siempre darán miedo y esperemos que sigan siendo usadas por los medios para infundir esa tan anhelada sensacion de terror por muchos, muchos años mas

Une_fleur dijo...

No mames, es la una de la mañana y entre a saludar, y me estoy muriendo del miedooo. Y es que odio estas cosas porque es obvioooo que ver a algo que supuestamente tomas como inocente e inofensivo que pueda hacerte daño es de lo más escalofriante!!!
Saludillos nena, cuidate muchoooo!

Poupée Cassée dijo...

Oigan, y a la lista se siguen sumando más, muchas muchas de las películas que siguen saliendo, continúan mostrando la imagen de los niños para provocar miedo, ahora por ejemplo me viene a la mente CASO 39 y LA HUERFANA.